Cemefi Informa

< MENU

Reunión Anual del Cemefi 2018

Sociedad Civil, Acciones que Transforman

 

Ante una audiencia que superó las 900 personas, entre miembros de organizaciones de la sociedad civil, funcionarios públicos, académicos, empresarios y medios de comunicación, se llevó a cabo la Reunión Anual del Cemefi 2018, del 12 al 14 de noviembre, en la Ciudad de México.

 

Durante la inauguración, Alfonso Romo Garza, quien acudió en representación del Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, convocó a las organizaciones civiles a trabajar junto con el gobierno, en un ámbito de respeto mutuo y de colaboración para construir un mejor país. Agregó que la futura administración federal no buscará limitar  el quehacer de las instituciones.

 

En su intervención, Jorge Familiar Haro, Presidente del Consejo Directivo del Cemefi, hizo el recuento de las acciones más significativas que la asociación ha emprendido durante sus 30 años de vida; destacando su participación en el grupo promotor de la Ley Federal de Fomento a las Actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil, promulgada en 2004; y el trabajo realizado con la autoridad hacendaria para lograr la modificación de más de treinta disposiciones fiscales que han mejorado la regulación de las instituciones sin fines de lucro.

 

Por su parte, Manuel Arango Arias, fundador del Cemefi y Presidente de la Reunión Anual 2018, dirigió un mensaje a la audiencia en el que defendió la autonomía del sector filantrópico. “No se debe limitar o penalizar a las organizaciones ciudadanas sólo por abordar temas que, aunque legales, incomodan”. Es el momento de forjar una alianza entre gobierno, empresas y sociedad civil que nos comprometa a los tres sectores a observar y promover la trasparencia, la legalidad y la justicia. “Este es el momento de unir, no de dividir”.

 

Durante el segundo día de actividades, Bernardo Toro Arango, de la Fundación Avina, dictó una conferencia magistral en la que aseveró que nunca será posible tener una sociedad civil fortalecida si no se invierte en  las organizaciones de base, dedicadas al desarrollo comunitario.

 

Calificó como un gran desafío la interlocución constructiva entre el gobierno y los ciudadanos, e invitó a recordar que cien años de democracia no garantiza la futura, por lo que la sociedad civil organizada debe trabajar de manera constante y permanente en la formación de ciudadanía y  en la preservación de los valores y mecanismos democráticos.

 

Como parte del programa, se llevaron a cabo cuatro paneles plenarios, intitulados Evolución de la Presencia Pública de la Sociedad Civil, Aportes Sustantivos de la Sociedad Civil a la Vida Pública, Desafíos Globales de la Sociedad Civil y Principales Retos de la Sociedad Civil en México. En ellos surgieron ideas relevantes sobre el quehacer de este sector.

 

La sociedad civil organizada debe de ser un contrapeso del gobierno, lo que no necesariamente significa ser oposición, sino una contraparte para el equilibrio sano que en toda democracia debe existir. El gobierno continúa percibiendo a la sociedad civil como un actor incómodo; en parte por la incomprensión de la composición de ese sector, su diversidad y sus aspiraciones. Ante este escenario, lo ideal es continuar buscando alianzas público-privadas que favorezcan la colaboración y sean puentes para nuevas iniciativas.

 

En varios países del mundo hay una crisis de partidos políticos y de organismos multilaterales. La libertad de expresión está siendo atacada en ciertos lugares, el nacionalismo exacerbado crea polarización y no contribuye a la armonía del mundo. Para enfrentar esto, es preciso que la sociedad civil analice de manera integral, global, las condiciones que generan esos problemas, porque todos los países forman parte de un sistema, de una comunidad global. Por tanto, es la sociedad civil el primer actor social que tiene que exigir a los gobiernos el cumplimiento de la Agenda 20-30.

 

La sociedad civil no sólo aporta a la democracia, es un componente esencial de ella. Es el actor que promueve micro-reformas con la ambición de generar macro-efectos; pero tiene que explorar nuevos caminos en lo que se refiere a esquemas de financiamiento, modelos de atención, incidencia en políticas públicas, etc.

 

Adicionalmente, en una ceremonia que se llevó a cabo en el marco de la Reunión Anual 2018, el Cemefi entregó la Acreditación en Institucionalidad y Transparencia a organizaciones de la sociedad civil (OSC) que cuentan con el nivel óptimo de profesionalismo institucional. En 2018 son 119 OSC de 17 estados de la República las que recibieron esta distinción, con lo que actualmente hay 837 organizaciones acreditadas.

 

© Centro Mexicano para la Filantropía - Derechos Reservados

Tulipán 108, Col. Santa María la Ribera, 06400, Ciudad de México