Banner

Antecedentes

Con el propósito de impulsar la profesionalización del sector filantrópico, dar certeza a los donantes y promover la transparencia y la rendición de cuentas, en noviembre de 2004, el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) propuso un modelo para que las organizaciones de la sociedad civil (OSC) pudiesen llevar a cabo un diagnóstico institucional sobre su gestión institucional, el manejo de sus recursos y sus procesos de información pública. El Cemefi lanzó los Indicadores de Institucionalidad y Transparencia (IIT) como una respuesta frente al creciente interés de los diversos actores sociales acerca de la propia transparencia y la rendición de cuentas en las organizaciones filantrópicas.

El proceso de acreditación en institucionalidad y transparencia mediante los indicadores propuestos inició en 2005 como un servicio dirigido a los miembros del Cemefi en primera instancia. La experiencia en la primera etapa mostró que las transformaciones detonadas por los IIT ofrecen beneficios importantes a los diversos actores relacionados, y con el apoyo de los Aliados Regionales del Cemefi más de 700 organizaciones han acreditado en el programa de fortalecimiento a través de la acreditación.

Después de diez años de trabajo con los Indicadores de Institucionalidad y Transparencia, existe ya un reconocimiento de los donantes, empresas socialmente responsables, entidades gubernamentales y de la sociedad en general sobre el valor de la acreditación y su aportación a la profesionalización del sector filantrópico en México.

En 2015 el Cemefi lleva a cabo una revisión de la acreditación de los Indicadores de Institucionalidad y Transparencia, en la cual se incluyen dos indicadores nuevos: Órganos de gobierno activos y Planeación y evaluación estratégica, elementos esenciales para el desarrollo económico, social e institucional en las organizaciones de la sociedad civil.

Asimismo, se pide que las organizaciones renueven anualmente su compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas a través del envío de los documentos de los indicadores que caducan anualmente; convirtiéndose así en un proceso de mejora continua para las organizaciones participantes.