Ganadores 2014

Colegio de San Ignacio de Loyola Vizcaínas, I.A.P.

Por su trayectoria en el impulso de la educación académica integral y la conservación del patrimonio cultural, sustentada en el compromiso y valores de sus fundadores. Desde su fundación en 1732 ha contribuido a la formación integral de niñas y jóvenes. Su archivo bibliográfico de 2 mil 463 volúmenes es considerado de gran valor para la investigación de la historia del México Virreinal y Colonial, en particular sobre la mujer.

Enrique Guillermo de Jesús Terrazas Torres

Por su liderazgo empresarial y el impulso de la generosidad en el estado de Chihuahua a través de la creación de diversas organizaciones que promueven el desarrollo educativo y la búsqueda incansable de alternativas de progreso. Su contribución a la formación de líderes con principios y valores mediante la creación del Centro de Liderazgo y Desarrollo Humano, A.C. ha permitido extender la cultura del compromiso  e interés de los jóvenes con el desarrollo de un país próspero y justo.

Gina Badenoch Barrenechea

Por la creación  de la institución Ojos que Sienten, A.C., un modelo creativo de desarrollo de habilidades fotográficas para personas con discapacidad visual, que les permite potenciar su inteligencia emocional y habilidades laborales. Su aportación a través de distintos programas de capacitación ha permitido cambiar la percepción sobre las personas con discapacidad visual, promoviendo su inclusión  social, cultural, educativa y laboral, como ciudadanos productivos e independientes en la sociedad.

María del Pilar Artola de Salido

Por su contribución en la promoción de las artes en el estado de Sinaloa a través de Impulsora de la Cultura y de las Artes, I.A.P., un modelo educativo que motiva el interés de los jóvenes por las actividades culturales de la región.  La creación de espacios como el Centro de Innovación y Educación y el Museo Interactivo Trapiche ha impulsado el espíritu de la responsabilidad social de más ciudadanos comprometidos con el desarrollo de su comunidad.

Post Mortem

Miguel Ángel de Quevedo (1862-1946)

Por haber sido uno de los primeros filántropos mexicanos que dedicó su vida al cuidado del medio ambiente; fundó la Sociedad Forestal Mexicana, modelo institucional de corresponsabilidad ciudadana para la protección del medio ambiente; e impulsó la primera ley forestal aprobada en 1922, pionera en la legislación forestal en México; en congruencia con su visión, donó de su propiedad los viveros de Coyoacán.