Ganadores 2015

Claudio X. González Guajardo

Por su trabajo y compromiso a favor de la calidad de la educación pública de nuestro país, a través de la creación y fomento de instituciones como Mexicanos Primero, que impulsa el derecho a la educación de calidad, mediante la investigación y  propuestas de política pública, UNETE, la Unión de Empresarios para la Tecnología en la Educación, y su participación en el impulso de mecanismos de participación ciudadana solidaria como el programa Bécalos. 

Daniel Servitje Montull

Por haber diseñado y creado Reforestamos México, modelo forestal sostenible que busca recuperar y conservar los bosques, ofreciendo a sus propietarios una vida digna a partir de la producción y aprovechamiento responsable de bienes y servicios ambientales. Sus alternativas de conservación ecológica han fomentado el ecoturismo, exaltando el valor de la riqueza natural y cultural de las comunidades.

Eufrosina Cruz Mendoza 

Por su lucha constante a favor de los derechos humanos y ciudadanos de las mujeres indígenas; fundó la asociación civil Quiego, Queremos Unir Integrando por la Equidad y Género a Oaxaca, para fomentar espacios de diálogo y reflexión entre las mujeres indígenas en torno a sus derechos humanos, sociales y productivos y promovió la reforma del artículo 25 de la Constitución del Estado de Oaxaca, que garantiza a las mujeres su derecho a ser elegidas para cualquier cargo de servicio público.

Fundacion Haciendas del Mundo Maya, A.C.

Por la creación de su modelo de «Desarrollo Integral Humano Comunitario» en comunidades mayas, estructurado a partir de una visión y misión alineadas con el compromiso de fomentar el respeto hacia la cultura maya y su medio ambiente, generando oportunidades de desarrollo socioeconómico, con la participación y las capacidades productivas de las comunidades como protagonistas de sus propios proyectos de bienestar social.

Guillermo Calderón Narváez (Post Mortem)

Por sus acciones a favor de la salud mental de personas de bajos recursos: creó el primer Centro Comunitario de Salud Mental que fue reconocido como centro piloto por la Organización Mundial de la Salud; creó el Centro de Trabajo Juvenil que posteriormente se convirtió en el Centro de Integración Juvenil, un modelo especializado en la prevención, tratamiento, rehabilitación e investigación del consumo de drogas; desarrolló programas y estrategias terapeúticas diferenciadas; favoreció la reinserción social, laboral y familiar del enfermo y promovió la participación de voluntarios en la atención de personas con problemas mentales.