Nueva alerta por fraude a las OSC

¡No te dejes engañar!

 

Recientemente, la Junta de Asistencia Privada recomendó  a los directores y procuradores de fondos de las instituciones de asistencia privada a prevenir ser víctimas de fraude, ya que el organismo ha detectado la existencia de un nuevo modus operandi para estafar a las instituciones del sector no lucrativo.

De acuerdo a un comunicado publicado en su website (jap.org.mx), los delincuentes se hacen pasar por personal de supuestas empresas o fundaciones, nacionales y extranjeras, que ofrecen donativos en efectivo a las instituciones. Para generar la confianza de sus posibles víctimas, los delincuentes realizan una visita personal a las organizaciones de la sociedad civil (OSC) o les envían un correo electrónico para solicitarles su información y documentación oficial.

Al respecto, la JAPDF recomienda evitar entregar documentación oficial  siguiendo el principio de que ningún donante solicita un “pago” para poder otorgar un donativo.

Este modus opeandi es relavitamente nuevo. Sin embargo, el Cemefi les recuerda a las OSC sobre otro del cual ha estado alertando desde 2011.

Se intenta defraudar a las organizaciones de la sociedad civil (OSC) ofreciéndoles un falso donativo de tecnología —computadoras, proyectores, pantallas, etc.— proveniente de la Universidad de Harvard.

Para hacer más creíbles sus argumentos, los defraudadores han mencionado a terceras organizaciones como gestores del donativo, entre ellas el propio Cemefi. Al respecto, queremos alertar a todas las OSC sobre esta práctica delictiva. Les recomendamos tomar en cuenta lo siguiente:


Para ilustrar el modus operandi, reproducimos a continuación la descripción que nos hizo llegar una organización que fue contactada por los defraudadores, omitiendo los nombres y razones sociales utilizados para no dañar el prestigio de homónimos o empresas citadas sin su conocimiento.

1. Llama a la organización una persona afirmando que es representante de una empresa operadora de carga para informarles que han recibido un donativo y que éste se encuentra detenido en la aduana del aeropuerto.

2. Señalan que el donativo procede de la Universidad de Harvard, dan a conocer su valor y a veces, mencionan a una organización mexicana que habría solicitado el donativo. En esta ocasión, señalaron que el propio Cemefi habría seleccionado a las OSC que supuestamente serían apoyadas por la universidad norteamericana.

3. Describen el donativo (normalmente se trata de equipo de proyección, equipo de audio y video, material didáctico, etc.).

4. Luego le indican a la organización que, a pesar de ser un donativo y como la cantidad no puede rebasar los mil dólares, tienen que realizar un pago de poco más de 5 mil pesos, por el cual ellos darían un recibo con el que se puede reclamar en Hacienda el reembolso; una vez que se haya acreditado ser una organización civil y ser donataria autorizada.