Servicios Noticias Filantrópicas Palabras de Jorge Familiar Haro, Presidente del Consejo Directivo del Cemefi en la inauguración de la Reunión Anual 2018

Palabras de Jorge Familiar Haro, Presidente del Consejo Directivo del Cemefi en la inauguración de la Reunión Anual 2018

Mensaje del Presidente del Consejo Directivo del Cemefi,
Jorge Familiar Haro, en la ceremonia inaugural de la

 

Reunión Anual del Cemefi 2018

Ciudad de México; a 12 de noviembre de 2018

 

Muy buenos días a todos. Me es muy grato expresarles la más cordial bienvenida a la Reunión Anual del Cemefi 2018, Sociedad Civil, acciones que transforman, especialmente significativa este año, por coincidir con el 30 aniversario del Centro Mexicano para la Filantropía.

 

Nos da mucho gusto recibir al señor Don Alfonso Romo Garza, quien será Jefe de la Oficina de la Presidencia del próximo gobierno, y que asiste con la representación personal del señor Presidente Electo, Andres Manuel Lopez Obrador. Bienvenido.

 

Agradezco la presencia de Don Manuel Arango Arias, fundador del Cemefi, Presidente Honorario de la institución y Presidente de esta Reunión Anual 2018. Muchas gracias, Manolo.

 

Agradezco también la presencia de quienes nos acompañan en el Presídium.

 

Sean muy bienvenidos todos: representantes de organizaciones de la sociedad civil, empresarios, legisladores, académicos, funcionarios y a todos los que se han dado cita en este evento para hablar y reflexionar sobre las aportaciones que la sociedad civil ha hecho a nuestro país, particularmente en las últimas tres décadas, y para analizar los desafíos y acciones que tenemos que emprender en el presente y en el futuro.

 

Un pensamiento de George Bernard Shaw dice, "Hay quienes ven el mundo como es y se preguntan ¿por qué?; pero también hay quienes ven el mundo como podría ser, y se preguntan, ¿y por qué no?".

 

Recordemos un poco la historia reciente de la sociedad civil. En pleno siglo XX, cuestionados por la situación de pobreza, exclusión y carencias de grandes grupos humanos, a partir de los años setenta, muchos ciudadanos y especialmente los jóvenes, motivados por la indignación y la solidaridad humana, buscaron participar mucho más activamente e incidir en la vida pública, denunciando y aportando propuestas a través de organizaciones de la sociedad civil.

 

El enorme reto de la pobreza y la desigualdad, la falta de democracia, y la injusticia, motivaba a muchos a participar.  El terremoto de 1985, mostró el rostro del México solidario, miles de ciudadanos ayudando a las personas en desgracia, y organizando la ayuda; fue simbólicamente, el inicio para muchos, de la nueva participación y presencia pública de los ciudadanos.

 

En estos mismos años, en 1988, un empresario, con una gran sensibilidad y visión social, Manuel Arango Arias, funda el Centro Mexicano de Instituciones Filantrópicas, y tres años más tarde convoca a 36 personas e instituciones, a la fundación del Centro Mexicano para la Filantropía, el Cemefi, con la clara intención de institucionalizar su propósito.  Hoy en este aniversario quiero reconocer públicamente a este gran visionario, que convocó a la creación de esta institución que ha sido pionera en la promoción de la filantropía, el voluntariado y la responsabilidad social en nuestro país.  Muchas gracias Manolo.  Y también muchas gracias a quienes decidieron acompañar y apoyar esta iniciativa como fundadores y hoy están aquí presentes.

 

También quiero reconocer a quienes me han precedido en la Presidencia del Consejo Directivo del Cemefi: al propio Manuel Arango Arias, Emilio Carrillo Gamboa, María Luisa Barrera de Serna, Samuel Kalisch Valdez, Jacqueline Butcher García-Colín y Mercedes Aragonés y Ruipérez, todos presentes en el Presídium, que, en las diferentes etapas de la organización, la han conducido atinadamente. Su compromiso y trabajo voluntario, se ha traducido en los resultados y logros de los que hoy nos enorgullecemos. Muchas gracias y nuestro reconocimiento.

 

Nos alegra mucho cumplir 30 años de servicio a los demás, con la misión de “promover y articular la participación de los ciudadanos, sus organizaciones y empresas, para alcanzar una sociedad más equitativa, solidaria y próspera”.  Y también por haber podido acompañar y apoyar a miles de ciudadanos, mujeres y hombres de todas las edades y grupos sociales, que, desde su convicción, sus organizaciones y empresas buscan mejorar al país.

 

Quiero expresar un agradecimiento especial a quienes integran el actual Consejo Directivo de Cemefi y también a quienes han sido parte de este órgano de gobierno, que desde el inicio de la organización se reúne trimestralmente para dirigir y acompañar los programas de la asociación.  Mil gracias a todos.

 

Ahora destacaré algunas de las acciones más significativas que el Cemefi ha emprendido en estos años.

 

Durante su primer lustro de vida, la nueva institución, no sin escollos, buscó ubicar y conocer su campo de trabajo: las organizaciones de ciudadanos comprometidos con la ayuda a los demás y la búsqueda de un mejor país. Identificar qué hacer para apoyarlas, fortalecerlas y multiplicarlas. Fue una etapa intensa de estudio, reflexión y acciones exploratorias.

 

Destaca la elaboración del Directorio de Instituciones Filantrópicas, primero en su tipo en México, que inició con 608 instituciones y que hoy incluye más de 26 mil registros y que se puede consultar en línea para información de todos.

 

De esta primera etapa destaca también el esfuerzo realizado para vincular al Cemefi con organizaciones homólogas de otros países.  Se firma en México, un acuerdo con el Council on Foundation, organización que agrupa a las principales fundaciones donantes de Estados Unidos.  Y a su vez, junto con el Centro Español de Fundaciones, que dio origen a los Encuentros Iberoamericanos de la Sociedad Civil. El Cemefi ha organizado estos Encuentros, en México, en tres ocasiones en 1994 en Guadalajara, en 2006 en la Ciudad de México y en 2014 en Puebla.

 

En 1994 el Cemefi presenta el programa Mira por los Demás, con el propósito de promover la cultura de filantropía y responsabilidad social.

 

En ese mismo año, junto con la Fundación Mott de Estados Unidos, el Cemefi presenta el modelo de Fundaciones Comunitarias en México, por considerarlas relevantes en el desarrollo social.  Hoy en día, la organización Comunalia apoya el trabajo de más de veinte fundaciones comunitarias de nuestro país.

 

Es importante mencionar que, a partir de 1995, en su primera planeación estratégica, el Cemefi decidió, para poder cumplir con su misión y lograr su sustentabilidad, ser una asociación de miembros de promoción estratégica.  Fue un gran reto inédito en América Latina.  Hoy en día, Cemefi cuenta con más de 1600 miembros.

 

En 1997, el Cemefi entrega por primera vez el Reconocimiento al Compromiso con los Demás, a personas e instituciones que han contribuido al desarrollo de la filantropía en nuestro país. Han sido reconocidas más de 100 personas e instituciones que han diseñado modelos innovadores y replicables de ayuda a los demás.

 

En 1998, el Banco Interamericano de Desarrollo, en su Asamblea Anual, en Cartagena de Indias, Colombia, eligió a Cemefi como la institución modelo de promoción de filantropía y sociedad civil en América Latina.

 

Uno de los primeros programas del Cemefi, se orientó a revisar el marco regulatorio para las fundaciones y asociaciones sin fines de lucro.  A lo largo de diez años, Cemefi participó en el grupo redactor y promotor de Ley Federal de Fomento a las Actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil que finalmente fue promulgada en 2004.  Es destacable también la participación en el grupo de trabajo con el Council on Foundations, que promovió y logró el “Tratado con Estados Unidos, para evitar la doble Tributación”. También es importante resaltar el trabajo realizado con la autoridad hacendaria para lograr la modificación de más de treinta disposiciones fiscales que han mejorado la regulación fiscal a este sector. Se alertó al ejecutivo en forma determinante en la implementación del IETU; y junto con la JAP del Distrito Federal e importantes fundaciones, se trabajó con el Congreso en la Reforma Hacendaria, para preservar las prerrogativas fiscales con las que el gobierno impulsa y estimula el trabajo de los ciudadanos.

 

Para promover y apoyar la responsabilidad social empresarial, el Cemefi creó en el año 2000 el Distintivo Empresa Socialmente Responsable, que hoy en día ostentan más de 1,600 empresas del todo el país y de países de América Latina, comprometidas con esta nueva visión de negocios. El Reconocimiento a las Mejores Prácticas de Responsabilidad Social, creado al mismo tiempo cuenta con un acervo de más de 250 mejores prácticas empresariales de responsabilidad social.

 

En este esfuerzo de promoción de la cultura de la responsabilidad social, el Cemefi convocó y reunió a los principales organismos empresariales, quienes, en el año 2000, resolvieron crear AliaRSE, la Alianza por la Responsabilidad Social Empresarial en México. Es claro que esta alianza de cúpulas empresariales ha hecho la diferencia para hacer avanzar esta cultura en nuestro país.

 

Con las universidades y entidades educativas, cuyo potencial creador de cultura y conductas sociales es incuestionable, Cemefi ha desarrollado acciones para apoyar la investigación sobre la ciudadanía organizada, la oferta de capacitación para agentes de cambio y la promoción de voluntariado universitario. Destaca el Congreso de Investigación sobre el Tercer Sector en México y el impulso a la creación de la Red Universitaria para la Prevención y Atención de Emergencias, Unired, que hoy mismo está celebrando sus primeros veinte años de existencia.

 

Para apoyar el conocimiento del sector, el Cemefi también promovió con el INEGI, la creación de la Cuenta Satélite de las Instituciones Sin Fines de Lucro, que permite contar con información estadística precisa sobre este sector.

 

Para promover el voluntariado en las organizaciones,  en 2002 se estableció una alianza con la fundación Chandra de España, para ofrecer en México los servicios del portal Hacesfalta, a través del cual miles de personas han encontrado un lugar para hacer voluntariado y otros tantos han logrado incorporarse como profesionales en las organizaciones.  Junto con la Amevac, el Cemefi promovió el Premio al Voluntariado, que con el tiempo fue asumido por el gobierno federal quien creo el Premio Nacional de Acción Solidaria y Voluntaria.  Adicionalmente, en esta Reunión Anual, entregaremos por primera vez el Reconocimiento al Mejor Lugar para Hacer Voluntariado.

 

Para fortalecer la confianza de la sociedad en las organizaciones de la sociedad civil, desde 2006 Cemefi ofrece a las organizaciones la Acreditación en Institucionalidad y Transparencia, con la que cuentan más 800 organizaciones de todo el país. En esta reunión reconoceremos a más de 100 organizaciones comprometidas con la Transparencia y la Institucionalidad.

 

En 2015 creamos la Plataforma de Inversión Social, Pladis, que vincula los proyectos de las organizaciones acreditadas con la AIT con las Empresas ESR socialmente responsables, para generar y facilitar una sinergia necesaria.

 

Con la finalidad de expandir sus programas en el país, el Cemefi ha establecido convenios con organizaciones similares que replican localmente sus programas. La asociación cuenta en la actualidad con 17 Aliados Regionales en 15 estados del país. Nos da mucho gusto contar con su presencia.

 

A lo largo de su historia, el Cemefi ha mantenido relaciones con fundaciones, organismos y redes internacionales, que enriquecen y apoyan el trabajo de las organizaciones de nuestro país.  Vale mencionar redes en las que Cemefi participo para su creación.  A nivel global, Civicus, la Alianza Mundial para la participación ciudadana; WINGS, la Red Global de Asociaciones de Fundaciones; en Iberoamérica, el movimiento de los Encuentros Iberoamericanos de la Sociedad Civil y en América la red Forum Empresa y RedEAmérica la red de fundaciones empresariales con acciones de base.

 

A 30 años de sus orígenes y con la finalidad de dar permanencia y espacio a la promoción de la filantropía y la responsabilidad social en nuestro país, Cemefi ha emprendido un gran proyecto: la construcción de La Casa de la Filantropía y la Responsabilidad Social Empresarial, que será un lugar para los miembros de la asociación y de encuentro y vinculación para todos los actores interesados en el bien común, además de ser la sede de la institución.

 

Con acciones como las mencionadas, hemos querido apoyar la participación ciudadana individual y corporativa en estos años. Me enorgullece decir, a nombre del Consejo que presido, que es un privilegio formar parte de esta gran institución.

 

Quiero cerrar mi intervención agradeciendo la confianza y el trabajo de todos los que forman parte del Cemefi: a los más de 1600 socios y afiliados; las más de 1600 empresas con el Distintivo ESR; las más de 800 organizaciones con la AIT, y, por supuesto al equipo profesional y a su Presidente Ejecutivo, que han hecho posible estos resultados.

 

Muchas gracias a todos ustedes porque juntos hemos podido hacer una contribución, que creemos significativa, a la construcción de un México más solidario y más justo.

 

Tenemos un gran País, hagamos nuestra parte para que cada día sea mejor en beneficio de todos.

 

Muchas gracias.