Servicios Noticias Filantrópicas Es importante preservar las políticas de fomento al trabajo de las OSC

Es importante preservar las políticas de fomento al trabajo de las OSC

Ante las modificaciones propuestas para el Presupuesto de Egresos de la Federación en 2019, el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) manifiesta públicamente su extrañamiento por el retroceso que pudieran sufrir las políticas de fomento al trabajo de las organizaciones de la sociedad civil (OSC), ante la disminución o el franco cese de los recursos públicos destinados a ellas.

Como ejemplo podemos citar la desaparición del Programa de Coinversión Social, del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) que durante muchos años ha permitido a miles OSC del país llevar adelante proyectos sociales de todo tipo, que contribuyen a mejorar las condiciones de vida de grupos vulnerables y comunidades de escasos recursos.

Más allá del dinero, la asignación de una parte del presupuesto público a instituciones promovidas por los ciudadanos, a través de organismos gubernamentales bajo reglas claras y procedimientos transparentes, alienta la participación de la sociedad civil en lo público y es el sustento de políticas de fomento para la labor que realizan.

El retiro de presupuesto a este tipo de programas, por el contrario, muestra que existe muy poca comprensión del valor que representan la OSC en las democracias modernas. No son sólo una enorme fuente de creatividad y equilibrio social, sino un aliado para cualquier gobierno en la construcción del bienestar social.

Consideramos que el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil es indispensable para transformar a México en un mejor lugar para todos, empezando por lo que menos tienen. El sector filantrópico y los diferentes gobiernos tienen un propósito y un compromiso común, y en ese sentido deben de trabajar juntos.

Como organización de la sociedad civil, desde el Cemefi exhortamos a las autoridades de Hacienda y a los legisladores que han de aprobar el Presupuesto de Egresos, a revisar la manera en que se distribuirá el gasto social, y a considerar la importancia que tienen las OSC para el desarrollo del país y a continuar con las políticas de fomento a su labor, e incluso a ampliarlas para incrementar la participación ciudadana en lo público.