Servicios Noticias Filantrópicas Université Paris Nanterre reconoce aportes de Alejandra Ancheita en derechos humanos

Université Paris Nanterre reconoce aportes de Alejandra Ancheita en derechos humanos

El 27 de septiembre, Alejandra Ancheita recibió un Honoris Causa por parte de la Université Paris Nanterre, y así se convierte en la primera mexicana defensora de derechos humanos en recibir el prestigioso reconocimiento. Al recibir el doctorado Honoris Causa, la abogada mexicana defensora de derechos humanos, consideró que aun con un gobierno emanado de izquierda, “en México todavía hay mucho camino que recorrer en materia de respeto a las garantías individuales”.

Alejandra Ancheita es Directora Ejecutiva de ProDESC, organización que mantiene una alianza con Fundación C&A desde el mes de febrero de 2019. El proyecto de dos años, estará enfocado en la protección de derechos humanos laborales de mujeres que trabajan en la industria de la moda de seis estados en México: Yucatán, Guanajuato, Estado de México, Querétaro, Puebla y Oaxaca.

Durante su discurso, exhortó a la actual administración para que aproveche la oportunidad histórica que tiene en sus manos y proteja por igual “los intereses de los pueblos indígenas, las comunidades, grupos vulnerables y sea capaz de generar condiciones para restaurar el estado de derecho para que los defensores y defensoras de los derechos humanos puedan trabajar en condiciones de seguridad e igualdad”.

Al hablar de los casos emblemáticos que ha encabezado, Ancheita recordó el acompañamiento que ofreció a la comunidad Unión Hidalgo, Oaxaca, en contra de la empresa “Demex”, de la corporación española Renovalia, la cual construyó un parque eólico valiéndose de graves violaciones a los derechos humanos.

También mencionó el caso de la empresa Électricité de France (EDF), que actualmente busca construir un parque eólico en Unión Hidalgo, para lo cual se está realizando una consulta indígena que no cumple con estándares internacionales para que la comunidad pueda dar su consentimiento de una forma libre, previa e informada. Ancheita y su equipo han detectado ésta y otra serie de irregularidades y perjuicios, de la mano con el trabajo realizado con la comunidad afectada.

En este sentido, invitó a las empresas nacionales e internacionales, a los empresarios y las empresarias de todo el mundo “lleven a cabo sus actividades con responsabilidad ética y apegada a la ley, con respeto a los derechos humanos y que generen un modelo de desarrollo inclusivo para pensar en un futuro en el que no se alcance ninguna meta a través del dolor y el sufrimiento de los demás”.

La situación de las mujeres defensoras de derechos humanos

Ante miembros de la comunidad universitaria de esa institución educativa francesa, Alejandra Ancheita lamentó que, en nuestro país, la lucha que realizan las mujeres a favor de las personas en situación de vulnerabilidad sea considerada una actividad de alto riesgo “sobre todo si se enfrentan con poderosas empresas que operan bajo la protección de la impunidad y la falta de un compromiso político del Estado para defender la ley”.

Comentó que muchas de las agresiones contra mujeres defensoras de derechos humanos están relacionadas con la violencia sexual por lo que “este reconocimiento también honra a todas las mujeres que en mi país y en el mundo luchan por los derechos humanos”, expresó.

También aplaudió que las mujeres nunca hayan tenido un papel pasivo frente a las injusticias, y que más bien “sean un agente transgresor que se sacude constantemente las estructuras que la gente trata de imponerles”.

La relevancia del reconocimiento

La universidad precisó que el Honoris Causa 2019 fue otorgada a la fundadora y Directora Ejecutiva del Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC), como “reconocimiento a sus 20 años de contribución a las ciencias y humanidades”, con lo que se convierte en la primera mujer mexicana en recibir este doctorado.

El Doctorado Honoris Causa, que se entrega cada cinco años, ha sido otorgado a personalidades como el politólogo Norberto Bobbio (1984), el líder espiritual, Dalai Lama (1984), el músico Miles Davis (1988), el escritor mexicano Leopoldo Zea (1984), el cineasta brasileño, Nelson Pereira dos Santos (1993) y la feminista estadounidense Angela Davis (2014), entre otros.

Al final de su discurso, Alejandra Ancheita propuso construir una nueva historia juntos antes de que la espiral de violencia en México siga causando más dolor. “Nuestro país ha sufrido bastante, es imperativo que nos organicemos por la dignidad” y, citando a Rosa Luxemburgo, expresó que “debemos trabajar por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”.

 

Fuente:

Comunicado de prensa de Fundación C&A